Primera Guerra Mundial Resumen

primera guerra mundial

La primera guerra mundial (1914-1918) fue uno de los acontecimientos más marcados del siglo XX. De una forma bastante resumida, podemos decir que la guerra resultó en el surgimiento de una gran potencia (los Estados Unidos de América) y de una nueva hegemonía política en el mundo.

Podemos decir que el imperialismo y la política económica de las potencias europeas fueron los principales factores que contribuyeron al desencadenamiento del conflicto. De hecho, Alemania e Italia estaban muy descontentos con tal situación, ya que estaban obligadas a ver a sus vecinos ingleses y franceses enriquecerse cada vez más a través de la explotación de las colonias en África, Asia y América.

Por otro lado, el enriquecimiento de las naciones europeas llevó a una carrera armamentista sin igual.

Además, Europa vivía un momento de mucha hostilidad:

Francia no veía la hora de tomar la Alsacia-Lorena de Alemania, región perdida a finales del siglo XIX, sin contar la riña marcada entre el Imperio Austro-Húngaro y Serbia.

El estopismo de la Primera Guerra Mundial ocurrió cuando Francisco Ferdinando, príncipe del imperio austro-húngaro, fue asesinado por el serbio Gavrilo Princip. Así, el 28 de julio de 1914 Austria declaró la guerra a Serbia. El conflicto entre los dos países abrió una serie de desentendimientos entre otras naciones, desencadenando un verdadero efecto cascada.

Ante ello, se formaron dos alianzas: la Triple Alianza, compuesta por Alemania, Austria-Hungría e Italia; y la Triple Entente, formada por Gran Bretaña, Francia y Rusia. La guerra en sí fue marcada por muchos avances tecnológicos: el poder de fuego de las armas fue aumentado significativamente, hubo el uso de aviones, tanques de guerra y gases tóxicos.

La entrada de los Estados Unidos, hasta entonces neutro, a la Triple Entente fue un factor decisivo para la victoria de la alianza. Aunque Brasil también se alía a la Entente, su participación en la Primera Guerra Mundial fue tímida, habiendo contribuido sólo al envío de enfermeros y medicamentos.

Por fin, las potencias aliadas vencieron la Triple Alianza, obligando a los países derrotados a firmar el Tratado de Versalles, documento que imponía duras penas a los países perdidos. En el caso de Alemania, por ejemplo, el país tuvo su ejército reducido, perdió la región de Alsacia-Lorena a Francia, además de haber sido obligado a pagar una gran indemnización.

La primera guerra mundial resultó en la muerte de unos 10 millones de personas. En los años posteriores a la misma, Europa se encontraba financieramente sacudida, abriendo un lógico camino para la consolidación de la influencia y del poder norteamericano sobre todo el mundo.